viernes, 29 de mayo de 2015

La juventud de piel pálida.

Los jóvenes pasamos por muchas cosas, ¿Sabes? Desde una niñez llena de críticas, sin compresión, con traumas, soledad y lágrimas, hasta una clase de crecimiento "adecuado" para decir que todo se hace más fácil porque conoces cosas que antes no, descubres personalidades, lo que es estar dentro de un grupo que no sea tu familia, sientes euforia, pasión por tus habilidades y la capacidad de tomar tus propias decisiones, cuando en realidad es todo lo contrario, porque cierta parte de nuestro ser inconsciente nos pide que alguien nos diga que hacer, porque somos inseguros y sentimos que las cosas saldrán bien o de la forma en que tienen que ser, porque simplemente no la hacemos nosotros mismos. Porque otros asumirán la responsabilidad si algo sale mal. Porque no podemos soportar más fracasos. Porque en realidad y a fin de cuentas seguimos siendo niños, que no se han definido, que necesitan la opinión de otros para tener una imagen de cómo son. Porque cada cosa nos afecta. Una mala mirada, que los demás no compartan lo que tienen, que se guarde algún secreto, que te digan que quizás hoy llegaste desordenada/o al instituto o para alguna reunión, porque no te incluyeron en sus planes o no puedes llegar a ser igual de divertido, amable, tierno, astuto o hábil como otros. El dilema está en que ahora no interactuamos como niños, no simplemente pedimos perdón con un caramelo y volvemos a la normalidad olvidando lo ocurrido. Ya que, todo se ha vuelto más complicado. La comunicación disminuye, la incomodidad se duplica, las malas lenguas hablan, los malos comentarios llegan, las impresiones se acumulan, los sentimientos se confunden, la tristeza se convierte en rabia, o la rabia en tristeza, te agotas, intentas olvidar que tu vida es trágica bajo los efectos de lo que tú crees medicina, cuándo cariño, lloras aun después de que te la colocas.

Intentas cambiar, pero no sabes si es lo correcto, porque, ¿Sería defraudarte a ti mismo? ¿No es así? No logras entender la manera en cómo otros cambian sin que se note, en cómo otros avanzan mientras tú sigues ahogado en el aire, con la capacidad de respirar, pero sin poder hacerlo gracias a los problemas que te mantienen suspendido, esos mismos que quieren ser recordados cada vez que intentas pasar un momento de risas. De esta manera, una vez más te encuentras en la oscuridad a altas horas de la madrugada mirando hacia la ventana, el techo, el suelo, las paredes o cualquier punto fijo en tu habitación imaginando el momento en que todo se solucione y vuelva a ser como era antes, te paralizas con una clase extraña de "deja vu" golpeando tu cara, porque ya son más de las noches que puedes contar sumergido en ésta situación, alimentándote de ilusiones irrisorias, mientras afuera los demás ignoran tu existencia. Tu casa se convierte en un tipo de refugio, porque muchas veces prefieres quedarte allí, en vez de salir y comerte el mundo. Pero esto se debe a que no tienes ánimos o un mínimo deseo de pasarla bien, ya que, en realidad no la pasas bien, sólo actúas recibiendo miserias, me pregunto, ¿Actuaría así de bien encima de un teatro? Es una de las tantas preguntas que no sé responder, porque desperdicio mi tiempo preocupada, acostada, frente a un computador o un televisor, relativamente haciendo nada.

Ahora, ¿De verdad tus amigos están ahí cada vez que caes? Acaso saben el por qué te has vuelto tan distante, o qué en tu hogar no existe el mejor de los ambientes, o cuáles son tus miedos cada vez que despiertas, ¿Siquiera saben que lloras cada noche? ¿Te critican sin saber o simplemente no dicen nada? ¿Te esperan solo cuando hay diversión? ¿Estás seguro de qué sabes todo acerca de ellos? Yo antes hubiera dicho que "sí" ante todas estas interrogantes. Porque quizás yo las conocía. Pero se volvieron en extrañas en el momento de transformarse. ¿Tú estás seguro de las personas con quién andas?

Y tú familia, ¿Recorres a ellos en cualquier problema? ¿O eres como yo, prefieres no soltar palabra? Muchas veces son ellos quienes nos causan más daño, aunque no lo hagan con mala intensión, o bueno, no lo sé, todavía no tengo hijos; en fin, nos moldeamos a través de ellos, por su manera de querernos formar; por ejemplo, tuve lazos fuertes con los golpes desde niña, eso no me volvió agresiva, todo lo contrario, me hizo indefensa, porque no soy de esas que pueden sobrellevar cómo sea y cuándo sea una pelea, puedo explotar por dentro de furia, pero aun así no haría nada para alborotar las cosas. Entre otras cosas, estar insegura de lo que digo, llorar cuando tengo que dar explicaciones, no sentirme cómoda en grupos grandes, ser impulsiva, etc. ¿Tú cómo crees que te hayan afectado?

También existen otras circunstancias, la presión que los demás aplican sobre ti para que seas la persona que ellos esperan que seas, la prohibición de lo que quieres hacer, sentirte sofocado entre grupos con los que no acostumbras, que tu voz no sea escuchada, ser olvidado e ignorado, estar obligado a actuar de la forma que nunca quisiste, incluso una ruptura, un cambio radical de ambiente, la pérdida de alguien que realmente querías (y no me refiero simplemente a la muerte), la traición, los rumores, que te juzguen por cada acto que realices, que no crean en ti, que piensen que eres todo lo que no eres, que supongan que todo el tiempo estás bien, que no pasa nada y que por ende, nunca te pregunten, ¿Ocurre algo? ¿Cómo te sientes? Que digan que eres igual a los demás, que has salido de la máquina que fabrica gente ordinaria y que por eso no tienes sueños extraordinarios, pasatiempos u habilidades que para otros serían "estúpidas" o "aburridas", una forma de sentir inconvencional a la del resto. Y es gracias a estas razones y a más que somos la: Juventud de piel pálida. 


Daniela.

9 comentarios:

  1. Hola Daniela!!!

    Empezaré hablando de la entrada y dejaré la euforia para el final. Te entiendo perfectamente, de hecho creo que cualquier adolescente lo hará, quizás algunos más que otros, pero en lo personal concuerdo con algunas cosas en especial. En la escuela yo tenía dos grupos de amigos, los reales y los "por conveniencia", los primeros eran los sencillitos, con miles de problemas, algo expresivos y demás, lo segundos eran los "populares", perfectos, superficiales y así. De cualquier forma siempre me sentí excluida de los dos grupos y aunque pasaba más tiempo con los populares, en el fondo me sentía más a gusto con los normalitos, ellos me entendían mejor y siempre aceptaban mis cambios. Aún así creo, que nunca ninguno me conoció a profundidad, ni yo a ellos, porque aunque compartíamos secretos, preferíamos reservarnos esos que solo le contamos a la soledad. En cuanto a la familia, si bien no recibía golpes, mi papá si me enseñaba a como actuar con agresividad ante los compañeros que me molestaban, pero como a ti, eso solo me generaba más inseguridad y jamás fui capaz de responderles con un golpe o alguna palabra, yo solo me callaba y me hacía la de los oídos sordos.

    Yo pienso que cuando seamos completamente adultos la vida será más fácil, ya que tendremos nuestros propios problemas por los cuales preocuparnos, lo demás no importaran, porque ellos no nos darán de comer, no pagaran nuestras cuentas y no cuidaran a nuestras familias. Así que en ese sentido no tendremos quien nos haga sentir inseguros o quien nos haga la vida imposible.
    --------------------------
    Ahora si, viene la FELICIDAD! Me alegra mucho que este de regreso, la verdad cuando leí tu comentario me quede como 'quién es ella y porque me habla con tanta confianza' ya luego de leer la parte del regreso, supe que eras tu jajajaja. Gracias por tenerme en cuanta, espero que tu nuevo blog tenga éxitos y supere en todos los sentido al anterior, yo trataré de apoyarte en todo lo que pueda. Tú solo te mereces cosas buenas, las malas y dramáticas déjalas para las perras que no te supieron valorar.

    Un besote,
    April.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al contrario, nunca pude estar en grupos grandes o con quien sea, me sentía incómoda porque no podía decir o hacer cosas frente a las personas a las que no les tuviera confianza. Así que, me acostumbre a estar solo con 2 o 3, y eso hacía que nada más dependiera de ellas; y pues, gracias a su traición, el cambio fue muy radical. También pienso lo mismo que tú, quizás cuando seamos completamente adultos las cosas no nos afectarán tanto porque probablemente ya las habremos vivido, y pensaremos: "Ah, es una estupidez". Y sí, no le prestaremos tanta atención a los demás porque tendremos nuestros asuntos, que seguro serán más importantes que cualquier tonto de por ahí.

      April, ¡MUCHAS GRACIAS! Nunca pensé que tendría tal comentario como el tuyo, eres una persona a la cual apreciar demasiado. Si alguna vez pasaste por cosas malas, tú siempre fuiste y serás más grandes que ellas. Te veo destinada a un futuro lleno de éxito. Y espero nunca dejar de leerte, eres increíble.

      Igual, un besote.
      Daniela.

      Eliminar
    2. Yo también solía tener 2 o 3 amigas como máximo, pero cuando perdí año, me tocó en el salón más genial del mundo y allí todos se hablaban con todos, así que me acostumbre a hablar con muchas personas y estar de aquí para allá, esa dicha solo me duró un año, porque al siguiente nos mezclaron a todos, pero así aprendí a socializar y a no asustarme si no estaba con las chicas de siempre.

      No tienes porque agradeces, yo también te aprecio mucho, aunque solo hayamos intercambiado un par de comentario. Espero que tomes en cuenta el consejo que me estas dando, que tu cambio allá sido para bien y que jamás vuelvas a sentir la necesidad de estar con las personas que te traicionaron :3 Si estas pasando por un momento duro, no te estreses, ni te entristezcas, porque nada dura para siempre, esto es solo una etapa y con buena actitud la superaras en un abrir y cerrar de ojos, de todos modos, si necesitas algo ya sabes que aquí estoy :D Tu también tendrás un futuro muy exitoso, ya que eres creativa, talentosa, alegre y sobre todo eres una buena chica.

      Muchos besitos y abracitos.

      Eliminar
  2. AMIGOTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA♥
    Estoy muy feliz por todo esto, estoy feliz de que hayas hecho un cambio. El título y el diseño del blog me parecen sencillamente impresionantes bebe, no necesitabas mi ayuda, esto te ha quedado perfecto!
    Lo de la jueventud de la piel palida, muy creativo eh!
    Ahora, quiero ser muy honesta contigo amigota, porque sé que eres de la clase de persona que valora más la verdad que lo hipocrita, cuando me dijsite que querías comenzar de cero pensé que todo sería una tematica nueva, sin embargo, esta entrada aún me parece mucho a la Dani llena de problemas y tristezas, no quiero que te sientas de esa manera, aunque puede ser que yo solo este siendo paranoica, no lo sé. Espero que no sea así, espero que este estereotipo grunge sea porque te gusta (porque a mi también me encanta) y no porque en realidad estes depresiva. Es que tus palabras son tan fuertes Dani... que me asusta la forma en la que estes ahora, pero confio en que eres una jodida genia, que eres muy fuerte y que confias en mi eh! En realidad espero que confies en mi para cualquier cosa, te quiero muchoteeeeeeeeeeeeeeeeee y espero que este blog siga y siga creciendo, sos lo maximo Dani, que nadie te lo quite de la cabeza♥

    ResponderEliminar
  3. Oh Dios mio que post mas preciosa, como adolescente, te entiendo. Se que la vida no es fácil, en estos días justo hablé de eso en mi blog, y me parece inevitable no hacerlo. Me encantó y me sentí super identificada. Un beso.
    Maria.

    ResponderEliminar
  4. Me identifique, y mucho. ¡Tu SI que sabes escribir! La desconfianza crece a través del tiempo. En estas ultimas semanas me he dado cuenta que realmente uno siempre esta solo. Siempre lo supe, pero cometí el error de volver a confiar, Uno nace solo y muere solo. Contarle tus cosas a tus "amigas" no trae consigo muchas cosas buenas que se digan, porque tu mejor amiga de hoy puede ser tu peor enemiga de mañana. La adolescencia NO es fácil. Nononono. Tu post me encanto, chica. ¡Lo amé!
    ¡Que manera de comenzar un blog!
    BESOTES, QUERIDA.
    BIENVENIDA DE REGRESO.
    Att:
    Purple.

    ResponderEliminar
  5. -siento que voy a morir de un infarto-
    Te había hecho un SUUUPPPER comentario :s y se me ha borrado *die*
    Esto es peor de que se te caiga el chicle cuando te reís u.u

    No se si voy a poder plasmar todo lo que había hecho en esto.. se me fue la inspiración (?
    Pero rescato lo mas importante:

    Me alegra de ser parte de un grupo de personas que me comprenden... Siempre fui de esas chicas que no levantan la mano ni si quiera si se esta muriendo.. Me aguanto todo, nunca he gritado, menos frente a alguien. Siempre mis posters se comen todos mis insultos y rabietas que hago en mi cuarto.
    Me criaron entre grandes. Tenia 6 y me trataban como alguien de 20 y tantos... En parte estoy molesta... No encajo en el grupo de amigas que tengo en el colegio.. o si quiera en la ciudad... Nunca he visto a mis amigas usar una remera larga, o skinny jeans, o escuchar siquiera Paramore, FOB o SWS. nada... es todo cumbia, y me odio a mi misma por odiar la cumbia... Pero por otra parte estoy sumamente agradecida por no ser como las demás.. siempre con mis auriculares, vestida de negro -mas los miércoles ;)-, no fumo, no me drogo, no bebo, no salgo todos los fines de semana, no tengo novio ni nada de lo que me pueda arrepentir... Pero sigo sintiendo un vacío... esa cosa de integridad en mi grupo...
    En fin...
    Otro día te vuelvo a hacer todo el comentariote q te había hecho.. -putah bidah-
    Que felicidad volver a leerte!! TE EXTRAÑABA UN MONTON MUJER!!! NECESITO MAS DE TUS ESCRITOS!! Realmente te admiro por plasmar todo lo que querias decir en unos pocos parrafos... Yo en meda carilla digo cualquier cosa y nunca a lo que quiero llegar...
    Besosososo ♥♥♥
    Sophie xx

    ResponderEliminar
  6. La verdad es, que somos la juventud más j que podría haber. J*dida, juzgada, jugada... y un montón de cosas con jota que empiezan por joven y terminan por idiota. No parece que sepamos lo que estamos haciendo y parece que el resto del mundo espera que lo reparemos. A veces pensar en la vida adulta me aterra. A veces preferiría huir y pasar una vida de ermitaña pero luego me indigno conmigo misma y me dan ganas de darle al mundo en toda la cara.
    Somos un mar de complicaciones, la verdad. No estamos seguros de nada y estamos seguros de todo. Ni yo nos comprendo.
    -Pao
    PD: El diseño y el blog en general te han quedado de lo mejor :) La verdad es que yo estoy con ganas de borrar FF y simplemente empezar de nuevo. No creo poder volver al blog viejo...

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    La verdad, me ha gustado mucho lo que has escrito. Me siento identificada, y creo que muchos jóvenes más se sentirán así de identificados también. Me suele pasar eso de llorar al dar explicaciones, es algo extraño. Me ha dicho una psicóloga que puede ser que yo tenga una especie de "tristeza acumulada", que por cualquier motivo que me ponga un poco mal, sale a flote, por eso rompo en llanto de esa manera que parece casi incontrolable. Es extraño.
    Ser adolescente tiene sus cosas buenas, es muy lindo en realidad, aunque no quita que tengamos muchos problemas, como algunos de los que has nombrado en el texto. Muchas veces me pasó eso de que me juzgan por ser como soy, que me presionan para que sea como ellos son (Dentro de un grupo de adolescentes), y que me costaba integrarme en grupos de chicos/as de mi edad. Pero bueno, hay que seguir adelante y encontrar a ese grupo de gente que te haga bien, que no te juzgue, que te acepte tal como eres, que te ayude a encontrarte a tí mismo/a. Igual, al estar en un grupo de adolescentes, por más que estemos ahí por poco tiempo, nos vamos descubriendo a nosotros mismos. Viendo cómo es aquél, o aquella, cómo se viste, si nos gusta o no vestirnos así, si queremos ser así o no, etc.

    Me gustó mucho, y espero que sigas escribiendo así.

    Besos♥

    ResponderEliminar